Mostrando entradas con la etiqueta Reflexiones. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Reflexiones. Mostrar todas las entradas

1 de mayo de 2024

El ocaso

El ocaso

 

Observo el silencioso ocaso del sol y al asomarme por la ventana, oigo el susurro cómplice de las montañas. Nota a nota el canto de los pájaros llena de melodía el valle. La brisa suave con un sutil aroma a jazmín juega con los pétalos y algunos se posan en mi mano extendida, haciéndome cosquillas.
   Cierro los ojos, sonrío. Respiro. Me empapo de este momento de paz y de belleza. Abro los ojos. Miro abajo. Veo a mi viejo perro que está retozando en el prado como un cachorrito. Y más allá, en el linde del bosque, caminan dos personas, cogidas de la mano. Nico se olvida de su cola y corre para saludarles. Me resultan familiares. Se parecen muchísimo a mis padres. ¡Sí, son ellos! Se ven jóvenes y muy felices. Miran hacia la ventana. Me ven. Me sonríen y me llaman. El perro no para de ladrar y dar vueltas. ¡Que bobón! Tengo que ir con ellos. Ahora. Hay tantas cosas que contarles. Casi toda mi vida.
   Hecho un último vistazo a la cama. Ahí estoy yo, una anciana de noventa años. Me veo tan tranquila y relajada. Como si estuviera dormida. Salto por la ventana y empiezo a volar, volar y volar …




01/05/2024, Gijón


2 de marzo de 2024

No estás solo

 NO ESTÁS SOLO


Hay circunstancias en la vida cuando te ves muy perdido, sin fuerzas vitales y emocionales para afrontar siquiera el día a día. Es una sensación muy extraña, muy particular. El miedo y las ganas de dejarlo todo se mezclan con una tremenda lástima por ti mismo. En estos momentos no hay ni un abrazo ni una mano amiga que valgan para ayudarte. Lo que experimentas es algo tan tuyo, tan interiorizado, que solo la soledad y una especie de catarsis te pueden aportar el sosiego.
    Sal de casa. En vez de paredes de hormigón envuélvete con el silencio de un campo o el run-run del oleaje del mar. Busca un lugar tranquilo, lejos de todo, donde los amplios espacios te permiten contemplar la inmensidad. Te sentirás pequeño. Y tus problemas también menguarán.
   Cierra los ojos, respira profundamente y espera. Muy quieto. Escucha al mundo que empieza a hablarte. Tú eres una parte importante de él. Lo que estás viviendo lo han vivido muchos antes de ti. Lo que te ha tocado sufrir lo han sufrido otros tantos. El pasado, el presente y el futuro se confluyen en este mismo instante. Tú eres un eslabón de la cadena infinita de acontecimientos. No puedes romperte. Mira alrededor, levanta tu cara al cielo, llena los pulmones del aire purificador, permita que la brisa te acaricie suavemente y seque tus lágrimas. Reza… Pide… Suplica… Entrégate…  Sé humilde…
   Ahora estás despojado de todo. Eres tal y como eres. Ni bueno ni malo, solo tú. Y Él lo sabe. Él no te juzga. Él te conoce. Nada está oculto a su mirada. Él te oirá y te ayudará porque sabe que este es el momento de la real necesidad. Y el universo empezará a mover sus engranajes para echarte una mano.
   Porque tú lo mereces…





                                                                                29/02/2024, Gijón

25 de agosto de 2023

La fuente del tiempo

La fuente del tiempo





La vieja fuente, con su canto hipnótico, me dejó adormecida.
De repente, yo, ya no era yo de ahora, sino una niña, que hacía flotar los barquitos de papel en el estanque del jardín, detrás de la casa de los abuelos. Las pequeñas naves de colores se mecían en las olas y refulgían bajo los rayos de sol, llenándome de alegría y gozo.
   Me encantaba la fuente. Su agua cristalina rebosaba un pequeño estanque y en el centro, una figura de un angelito con alas, cubiertas de verdín. Por encima de su bonita cabeza sostenía un ánfora del cual salía el chorro. Con el sol, el efecto era mágico: las brillantes gotitas saltaban al cielo en colores de arcoíris. Parecían piedras preciosas. Pero cuando yo las tocaba con la mano, solo eran agua…
   Han pasado años. Ahora soy algo mayor. Es verano y hace mucho calor. Me rio a carcajadas y a mi lado está un chico, pelirrojo y pecoso. Me dice algo, se mete al estanque e intenta arrancar un nenúfar rosa. Resbala y se cae al agua. ¡Será payaso! Me siento feliz…
   Otro salto en el tiempo. Esta vez, el mismo pelirrojo, pero ya es un hombre joven; tartamudea, me mira con sus ojos de color cielo y me dice que me ama. Se arrodilla y me da un anillo. Su piedra brilla igual como las gotas de la fuente. Yo le digo que sí…
   Un remolino de años y recuerdos me transporta a otra época: a mi lado, justo en el borde del estanque hay un niño pequeño con el pelo como fuego y los ojos verdes. En sus manos, un barquito de papel. Me llama «abuela» y me pide que le enseñe a flotar su pequeña nave blanca. Esta no quiere moverse y los dos nos ponemos perdidos intentando hacer las olas. Nos morimos de risa. Y por armar tanto jaleo, aparece un hombre mayor, con canas entre su pelo zanahoria y risa en los ojos de cielo. En sus manos trae una cesta llena de barquitos de colores…
   —Abuela, ven, la comitiva ya sale para el cementerio. Mis padres te están buscando, pero yo sabía que estarías aquí. Este era también un lugar preferido del abuelo. Lo echaré de menos. Tenemos que irnos. Nos esperan.




                                                                                                               23/08/2023, Gijón

21 de agosto de 2023

Nuestro tiempo

   Una y otra vez nos hacemos la pregunta: «¿Qué es el tiempo?». No hablo del clima, no. Hablo del tiempo, de esto que es tan intangible y que escurre entre nuestros dedos, como la arena o como el agua, sin poder evitarlo. De hecho, es del todo imposible.
   El tiempo somos nosotros mismos y vivimos sumergidos en él… Sí. Aunque suene a una locura. Estamos hechos de nuestro tiempo y del de los demás. Al preguntar: «¿Cuánto cuesta la barra del pan?», lo lógico sería decir: «¿Cuánto tiempo cuesta…?» Y así con todo. Cada céntimo, cada euro o dólar ‒ es nuestro tiempo. Lo gastamos para ganar el dinero y los otros lo gastan para producir el producto.
   Creo que por esto pensamos que lo tenemos de sobra. Pero como el pan que ya está comido, el tiempo está gastado.
   ¿Suena pesimista? No, qué va. Solo es una aceptación del hecho que tampoco hay que llenar cada día de mil cosas y experiencias buscadas. La vida y el tiempo fluyen. Solo hay que elegir una nave y compañeros de viaje, soltar el amarre, izar las velas y disfrutar de la aventura.
   A unos les tocará navegar en una pequeña y tranquila charca; a otros, en un gran lago; y, a los afortunados, en un océano sin fin, lleno de tempestades y días de calma…
                     


                                    

                                                                                                                                             

                                                                                                                                            20/08/2023, Gijón


26 de mayo de 2023

La Obra

La Obra





Cuando nacemos, delante de nosotros se abre un lienzo casi en blanco. Casi, porque la voz de nuestra madre y el sonido de su corazón, son sus primeros trazos.
   Con cada fragmento del tiempo, que se multiplica en segundos, minutos, horas…, nosotros convertimos en pintores, escritores y protagonistas de nuestra vida. Añadimos personajes, nos enamoramos de ellos, los apartamos y sacamos fuera del camino, lloramos por ellos. Cubrimos el lienzo, mojado por lágrimas, con las capas secas. Y seguimos sobreescribiendo. Hasta el final…
   Algunas veces apartamos la mirada de los quehaceres y la alzamos al cielo estrellado, reconociendo nuestra pequeñez e insignificancia. Y, aun así, nos sentimos amados por el Dios.







                                                                                           25/05/2023, Gijón

23 de mayo de 2023

Bajo la lluvia

Bajo la lluvia




 

¿En qué piensas? ¿Por qué no te atreves a cruzar la calle?

La lluvia se hace más fuerte a cada minuto. El paraguas, que llevas, apenas te protege. Debajo de tus pies se está formando un charco. Seguro que ya tienes calados tus zapatos. Pero sigues ahí, clavada en la mitad de la acera, con la mirada ausente. ¿Esperas a alguien? Te veo llorando. Quiero acercarme, pero no quiero asustarte. Estás tan ensimismada.

   La lluvia ya es un aguacero. En la oscura calle quedamos solo tú y yo. Por fin me decido y me acerco muy lentamente hacia ti. No te asustes…

   Mi hocico frío toca tu mano. Te saltas un poco y enseguida la pones en mi cabeza.






                          

13 de abril de 2023

Las ruinas

 Las ruinas




Aquí termina la ciudad, muerta hace siglos.
  Los bellos azulejos, que adornaban las fachadas de los imponentes edificios, ahora son trocitos de colores, que salpican las calles. La maravilla arquitectónica, creada por los humanos, en forma de columnas, adornadas con bellos relieves, las escalinatas de mármol rosa y blanco, las fuentes cristalinas, - era un reto soberbio a la naturaleza. Los recuerdos de aquella civilización muerden la memoria como las serpientes.
    Se sabe que el único cometido de los ojos es ver, pero es imposible contemplar la enormidad de tanta devastación sin sentir el dolor de miles de almas atrapadas. Uno puede tener miedo por si volviera a pasar y, aun así, reconocer que nada es eterno…



 


                                                                                                                        07/02/2023, Gijón

30 de marzo de 2023

El viaje

    El viaje




 Aquel era un lugar inhóspito…
Las ramas enmarañadas de los escasos árboles apenas daban sombra. Los huesos de animales estaban soleándose, adquiriendo color de la sal. Un sutil aroma a muerte se olía a cada paso que daba.
     Cuando emprendió su viaje, se sentía impávido ante el arduo camino hacia Damasco. Ni la promesa de cien cabezas del ganado podría cambiar su deseo de oír a Pablo hablar sobre el nuevo Dios, crucificado después de sufrir la impostura y la ignominia de los poderosos; que arrastró una cruz entre la muchedumbre abigarrada, sufriendo la tortura y todo tipo de improperios. Necesitaba inquirir mucho más sobre aquello, ya que se sentía perplejo ante algo llamado “la resurrección”.    
     Aunque no estaba versado en ello, empezó a rezar a este Dios. A principio su oración era superflua de un neófito. Pero con cada aliento, con cada paso, su fe crecía y supo que iba a encontrar el camino correcto para salir de este desierto…





                                                                                                                 14/01/2023, Gijón

9 de febrero de 2023

El dilema

El dilema 



Ella sabe que no hay nada que hacer, solo nadar, dejándose arrastrar por el caprichoso destino. 
¿En qué momento ha perdido el control de su vida? Se pregunta una y otra vez, y sigue nadando en aguas turbulentas del mar de su destino. ¿Tendría que haber actuado de otra manera? ¿Tendría que haber dado la espalda a todo y bajar de este barco?
   Las dudas vienen como olas, zarandeándola y dejándola sin aliento. Apenas tiene fuerzas para estar agarrada al timón y mantener el rumbo. ¿Hacia dónde?
   Por fin, ella comprende y acepta que el amor tiene aristas, que no es ni perfecto ni fácil; saca las fuerzas del viento e iza las velas para seguir adelante.



                          



                                                                                             30/10/2023, Gijón

8 de febrero de 2023

¿Quién soy?

    ¿Quién soy?




Ella está de pie, observando. Ve el paso de los años con sus inviernos escarchados, las primaveras con estampado floral, los veranos, llenos de risas, y los otoños de mil colores.
   Todo cambia alrededor, pero no ella. Solo una vieja patina, que capa a capa va cubriendo su cuerpo.
   Ella no odia a los pájaros. Le encantan sus revoloteos y cuando le hacen las cosquillas. Son los únicos que valoran su existencia.
   Hace tanto ya que nadie le pone las flores ni hace reuniones solemnes alrededor. De hecho, ya ni se ve su nombre, borrado por los años de caprichos del tiempo.

  


                                                                                            



Este relato se puede escuchar en     Cita a media tarde en IVOOX
                                                                                               

   
 


19 de octubre de 2022

La extraña pareja

La extraña pareja



El viejo con su paso renqueante se acerca a la orilla en busca de su amigo.
   Es la mañana. El sol empieza a dar brincos sobre la superficie cristalina, llena de hojas. Los pájaros con sus trinos tejen una melodía. La brisa mueve las ramas para marcar el compás.
    Ahí viene, blanco, majestuoso y resplandeciente, con su cuello frágil e infinito. Moviéndose, como en un baile, se acerca al anciano.
   Se conocen hace ya cinco años. Los dos quedaron viudos en la pasada primavera. Por esto cada mañana se buscan el uno al otro para darse compañía. 
    Una extraña pareja.





                                                                                                 18/10/2022, Gijón